Archive for the ‘Poesía prosaica’ Category

h1

Quid pro quo

mayo 22, 2015

Quid pro quo (Ricardo de la Guardia)

Quid pro quo (Ricardo de la Guardia)



Quid pro quo

Tu no sabes sonreír
porque estas lleno de tristeza,
tu ego te pervierte
cuando lo vendes
como si fuera un superventas,
con tu vil proselitismo,
tu falta de asertividad
y de respeto a tu adversario,
si hay palabras que no entiendes
ven a bucarlas en mi diccionario,

lo que traduces en admiración
es gente que en ti ve un bestiario,
un cultureta falso y pretencioso,
un pureta canoso y sedentario,
que cree ser máster en música
y no sabe ni escribir su diario,

¿Te crees que nos das clases?
Yo doy lecciones a universitarios.

Guerrillero urbano (Mayo de 2015)

A Phil Hache, a su flow

h1

Haiku zero

mayo 7, 2015

Los narcisos (Shitao Yuanji Shih)

Los narcisos (Shitao Yuanji Shih)



Haiku zero

Bukake virtual
como castigo
al mal comportamiento.

Guerrillero urbano (Mayo de 2015)

A las redes, a su tráfico de sentimientos

h1

Categorización

abril 30, 2015

Desnudo con Alcatraces (Diego Rivera)

Desnudo con Alcatraces (Diego Rivera)



Categorización

Quisieron enseñarnos a amar
desde ese Olimpo de nuevos dioses
que solo algunos deciden divisar
a través de la bola de cristal,

se trataba de querer mucho,
se trataba de querer duro,
sin saber querer bien,
sin saber quererse bien,

se trataba solamente
de una categorización ignífuga
de distintos tipos de amor
para corazones resignados.

Guerrillero urbano (Abril de 2015)

A los que saben querer y quererse bien

h1

Incólume

abril 20, 2015

El Coloso (Francisco de Goya)

El Coloso (Francisco de Goya)



Incólume

Hoy desperté trastornado
por un fuerte dolor de estómago,
la garganta gritaba en el rojo
de las deudas contraídas
en mis excesos nocturnos,
con el pecho aun afectado
por las heridas abiertas
en este sensible corazón
que ha pretendido
desesperadamente
forjarse en hierro,
pero que aun derramaba
lágrimas en prosa
testigos de tu ausencia,
quizás ya fuera solamente
por no haber descubierto aun
el contorno de su cuerpo
con el frío de mis manos.

Y sin embargo
mentalmente me sentí
vigoroso, fuerte, sano,
definitivamente incólume,
sin lesión ni menoscabo…

Guerrillero urbano (Abril de 2015)

A estas lágrimas de amianto

h1

100 maneras de ser dios

abril 14, 2015

Alegoría de la Segunda República

Alegoría de la Segunda República



100 maneras de ser dios

Hoy he sentido al despertar
100 maneras de ser dios,
pensé morir en la hoguera
y en la crucifixión,
pintar un gran cuadro,
componer una canción,
tener un papel secundario
en tu obra de teatro sin telón,
ser poeta, literato, dramaturgo
o tal vez el director
del circo de las estrellas
que es solo nuestro, mi amor,
todo ello subvencionado
por contribuyentes como yo,
vender humo sin valor
agazapado en tu rincón,
o alimentar egos gratuitos
sintiéndome un ratón,
llegar a 100 formas diferentes
que podrían ser un millón.

He soñado en blanco y negro
en parar el tiempo con mi reloj,
he dibujado tu cara
con mis manos al viento
y he decido decir no,
he decido ser dios
pudiendo siempre decir no,
contradecir tu voluntad
desde mi representación,
ser Genghis Khan a caballo
su caballo en erección,
“atilar” tu deseo,
bailar desnudo en tu balcón,
ser tu digno atropello
el que robó sin traición,
el que siendo magnánimo
pudo regalar su corazón,

y hasta 100 maneras soñé
100 maneras de ser dios,
y todo ello lo hice yo
sin llegar a otra conclusión

distinta:

y es que dios no existe…

Guerrillero urbano (14 de abril de 2015)

A esa Tercera República, hoy con mayúsculas

h1

Das Deutsche Haiku

abril 11, 2015

Blaues Pferd II (Franz Marc)

Blaues Pferd II (Franz Marc)



Das Deutsche Haiku

Meine Liebesart,
zu viel Geschwindigkeit
und nichts zu teilen.

Guerrillero urbano (Aplil 2015)

Für dich, da du jetzt so weit weg von mir bist

h1

Noire et blanche

abril 6, 2015

Rosemary's Baby (Jingyao Guo)

Rosemary’s Baby (Jingyao Guo)



Noire et blanche

Quizás el verbo francés
esté ya hoy pasado de moda,
yo diría que unos diez años,
al menos diez años para mí,

Quizás la efímera compañía
de la señorita Luxemburgo
se torne a veces monocromo,
como los cielos sobre Berlín,

esos cielos llenos de ángeles
que pintó a mano Wim Wenders,
esos cielos lejanos y grises,
esos que yo también sufrí.

Quizás subimos escaleras
para bajar a los infiernos,
en 70 minutos de metraje
tras los que yo al diablo vi,

quizás Satán no fuera tan malo,
quizás no fue raro encontrarlo allí,
pero haberlo conocido en blanco y negro
jamás será un despreciable matiz.

Guerrillero urbano (Abril de 2015)

A Jesús Aire, a su aire francés