h1

Oda al dios dado

octubre 9, 2010

Crucifixión o corpus hipercubicus (Salvador Dalí)

 

Oda al dios dado

Hexaedro de infinitas caras,
conviertes a tus iniciados,
tú que eliges sus caminos vitales
entre múltiples posibilidades.

Ostenas el poder de ceñir a seres indecisos
en bestias aleatoriamente deterministas.

¡Qué osaida!

Tu mandato tan inmenso solo alcanza a los que se someten.
Tus caprichos deben ser seguidos por los feligreses.
A raja tabla, a toda costa, a todo trance…

¡Sin remisión!

Tu control de las masas,
tu acción remota y clandestina,
tu religión en la sombra,
tu enseñanza divina,

que tus fieles adoran,
que los mundos no aceptan,
que reciben sufriendo,
tu venganza asesina.

Tus tentáculos se alargan hasta subyugar a los incrédulos.

¡Oh dios dado! Perdona mi ateísmo.

 

Guerrillero urbano (Octubre de 2010)

Anuncios

2 comentarios

  1. Cuando terminé de escribir la poesía tiré el dado y salió un dos, así que fui a tomar una cerveza y dejé para más tarde mi iniciativa para subirla al blog.

    Ya de vuelta y una vez expuesta la poesía, pregunté al dado si debía compartirla con mis conocidos a través de las redes sociales. El dado dijo que sí. Quizás sea porque di al dado demasiadas posibilidades en ese sentido. Al fin y al cabo, era lo que más me apetecía hacer.


  2. Gótica pero interesante, dramática pero romantica. ¡Ay! ¡Que estás hecho un Byron de verdad!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: